sábado, 3 de julio de 2010

¿Aprenderemos alguna vez?
| | |


Hay quienes ven pasar el tren y se suben
Hay quienes lo ven pasar y no se animan a subirse
Hay quienes ni siquiera se enteran que un tren ha pasado
Y hay quienes están en el medio de la vía cuando el tren está pasando.

Hoy nos pasó un tren por encima, pero no se llama Alemania...se llama Civilización, y nos pasó tantas veces por encima a lo largo de nuestros dos siglos de historia que ya debe haber quien sospeche que algún desperfecto genético del Homo Argentinus nos impide aprender de nuestros errores una y otra vez.

Mientras sigamos apostando a las individualidades por sobre la organización como sociedad, seguiremos obteniendo los resultados que obtenemos: erráticos y esporádicos.

El valor de un país (como el valor de cualquier grupo humano, sea del tamaño que sea) no se mide hoy por la suma de sus individualidades, sino por un activo de un nivel superior: su organización, su planificación y su comunión.

Es por eso que McDonalds funciona brillantemente sin tener egresados universitarios en sus locales, es por eso que EEUU es una potencia a pesar que cuando comparamos a un argentino promedio con un norteamericano promedio sentimos que estamos para más, y es por eso que Alemania le propinó un contundente 4 a 0 a la Argentina en el día de hoy, opacando los talentos individuales a los que siempre apostamos que nos salven.

Me pregunto si golpes como los de hoy nos servirán para aprender...

Me pregunto cuando seremos suficientes los argentinos con ganas de subirnos al tren de la organización, la planificación y la comunión como sociedad, para que el país pegue un salto de calidad de una vez por todas...


0 comentarios, dejá aquí el tuyo:

Publicar un comentario