martes, 6 de octubre de 2009

¿Ya están golpeando a tu puerta?
| | |



Primero se llevaron a los negros,
pero a mi no me importó
porque yo no lo era.

Enseguida se llevaron a los judíos,
pero a mí no me importó,
porque yo tampoco lo era.

Después detuvieron a los curas,
pero como yo no soy religioso,
tampoco me importó.

Luego apresaron a unos comunistas,
pero como yo no soy comunista,
tampoco me importó.

Ahora están golpeando a mi puerta,
vienen a llevarme a mí,
ya es demasiado tarde.

Martin Niemöller

El autor era un pastor luterano en rebelión con el régimen nazi. No hay una única versión sino varias, incluso algunos se lo adjudican al dramaturgo y poeta Bertold Brecht.

Lo interesante es que este mismo poema puede servir de inspiración sea cual sea tu orientación política. Estoy seguro que se pueden sentir identificados muchos cubanos, iraníes, hondureños o venezolanos por igual.
Cualquier similitud con la realidad política argentina de estos últimos tiempos es pura coincidencia...y lo voy a dejar ahí porque este no es un blog político.

El poema me gustó tanto que lo quise poner, porque más allá de sus obvias implicancias políticas, podemos seguir con la temática de este blog y extraer dos enseñanzas que siempre servirán en la vida personal y de negocios:

- La solidaridad como un valor superior dentro de una sociedad, empresa o familia.
- La importancia de frenar a tiempo a los jugadores minoritarios que utilizando el maquiavélico “divide y triunfarás” someten a las mayorías cuando estas están divididas.

¿Qué otra enseñanza te deja a vos este poema? Dejá tu comentario haciendo click aquí.


2 comentarios, dejá aquí el tuyo:

David 7 de octubre de 2009, 10:49  

Great post Leo..

It makes me wonder then how just is the majority? If that's true, then how just is Democracy?

-Dave

Gabriel 7 de octubre de 2009, 16:40  

Leo, vivimos en una sociedad donde cada dia cuesta mas ser solidario con el projimo, y no me refiero a dar un alimento o algo para abrigarse que en eso no tenemos problemas en ayudar, pero como cada dia somos mas individualistas poniendonos por encima de todo, y no haciendonos cargo de lo que generamos.
Asi como venian por todos los demas y yo estaba exento, tambien lo piensa un automovilista que va a 150 km/h y piense que solo chocan los que manejan mal y a ellos nunca les pasaria eso porque todos se creen que son Ayrton Senna da Silva (excelente corredor de F-1) y todos sabemos como termino, lamentablemente muchos de los que se creen inmortales en las carreteras engrosan la larga lista negra de accidentes. A veces hasta tienen suerte porque ellos solo pierden sus vehiculos y la tragedia y el dolor es ajeno. Y seguramente vendran por otros

Publicar un comentario