viernes, 21 de agosto de 2009

¿Quién quiere la evolución?
| | |

“A la Cámara de Diputados: estamos sometidos a la competencia intolerable de un rival extranjero, que disfruta de unas instalaciones tan superiores para la producción de luz que puede inundar nuestro mercado nacional a un precio ínfimo. Este rival no es otro que el sol. Pedimos una ley que ordene cerrar todas las ventanas, aberturas y rendijas por las que suele penetrar la luz solar en nuestras viviendas y que perjudica a la lucrativa industria con que hemos dotado al país.”
Firmado: Los fabricantes de velas
Este párrafo de Frédéric Bastiat lo reproduce el premio novel Paul Samuelson en el capítulo sobre proteccionismo de su clásico “Economía” y me pareció perfecto como introducción al tema de hoy.

Desde que surgió la teoría de la evolución, y mas allá de las primeras oposiciones que recibió de parte de la teoría religiosa, el saber popular la tomó como válida sin mayores objeciones. Pero ¿Qué pasa cuando dicha evolución nos afecta personalmente? Rápidamente la adaptamos. ¿A qué? A nuestra conveniencia, por supuesto. He aquí algunos ejemplos en el marco de las personas, las empresas y las sociedades.

Las personas
La teoría de la evolución le gusta a todo el mundo porque estamos en la cima de la cúspide evolutiva, pero ¿Qué pasaría si una nueva especie nos superara y pasáramos a ser una raza inferior dominada por la superior? ¿Seguiríamos de acuerdo con las bondades de la teoría? De hecho, los robots podrían considerarse una evolución de la especie humana, y hay gente que tiene miedo que terminen sustituyéndonos: basta con imaginar un futuro como en Terminator o Matrix para que nos de algún escalofrío. Isaac Asimov dijo que si alguna vez existe una lucha entre la especia humana y la robótica, el estaría a favor de la que fuera más inteligente. Claro, el sabía que para entonces ya estaría muerto.

Las Empresas
Otro ejemplo interesante de esta interpretación de la teoría de la evolución se da en los procesos de tercerización. Trabajé 4 años como gerente comercial en una empresa de servicios de tercerización (liquidación de sueldos, contabilidad, impuestos, etc.). La gran mayoría de los interlocutores con los que hablaba en las distintas empresas siempre estaban a favor de la tercerización, de como mejoraba la eficiencia de la empresa, como permitía enfocarse en sus funciones estratégicas y delegar a un experto otras tareas, en otras palabras, lo veían como la evolución de su modelo operativo (ya hablaré en otro post sobre eso). Una única excepción a ese pensamiento: cuando ello implicaba tercerizar su propia función. Allí comenzaban argumentos de por qué esa función no se podía tercerizar.

Las Sociedades
Como último ejemplo, tenemos la teoría capitalista, que dice que el mercado evoluciona hacia estructuras más eficientes mediante la desaparición de los menos eficientes. Esta teoría siempre es sostenida por quien va ganando y desacreditada por quienes van perdiendo la lucha por el mercado.
En nuestro país vemos todo el tiempo casos donde nuestra clase política, en nombre de un beneficio superior del que aún seguimos esperando alguna mínima prueba, fuerza permanentemente al sistema en sentido contrario al de la evolución.
Se sostienen empresas y proyectos inviables para “mantener” las fuentes de trabajo de algunos empleados o por alguna necesidad “estratégica”, todo en perjuicio del resto de la población. Y no estoy diciendo que nunca deban hacerlo, pero debe ser la excepción y no la regla.

Mi conclusión
Creo que en todos los casos son perfectamente entendibles estas posiciones. El instinto de supervivencia nos hace resistir a nuestra propia desaparición y no sería natural que no lucháramos por ello. No se le puede exigir al propio afectado que piense en el resto
Lo que si estoy seguro, es que quien está en el escalón superior debe velar por el interés del conjunto. A escala empresa casi siempre se da así. A escala país, lamentablemente esa visión global suele no estar presente o se interponen otros intereses que juegan en su contra.

¿Que pensás vos? Deja tu comentario haciendo click aquí.


6 comentarios, dejá aquí el tuyo:

Gaby S 28 de agosto de 2009, 14:24  

Leo, ante nada y simplemente felicitaciones, excelente nota y muy actual, por sobre todo.
Te falto mencionar "la evolucion de la mujer" quien tambien por los pro que esta evolucion por la liberacion femenina y sus contras, piensa si realmente es conveniente en muchos casos.
Cuando esta arriba queda demostrado que si puede tal como un hombre, pero cuando es desmerecida o menos preciada por su condicion,( ¿que condicion?, mas en esta epoca de mucha ley de derechos humanos y no discriminacion)quisiera quizas volver el tiempo atras donde sus logros como sus responsabilidades eran menores.
Pero eso esta en uno/a, creo.
Y como bien decis depende del lado de la balanza donde se este, es lo que se considere que es lo mejor. Y si realmente queremos o no evolucionar y o si sobre esa evolucion de alguien, esta pesando la involucion de otros.
adelante, con confianza, sos carismatico, asi que del blog a la politica, seguro.
cariños

Leo Coca 29 de agosto de 2009, 0:16  

Buen punto, creo que el tema de la Evolución de la Mujer en la Vida y los Negocios da para un futuro artículo entero

aloctavodia 15 de septiembre de 2009, 14:24  

Leo no entendiste la teoría de la evolución biológica... Bajo ningún punto de vista estamos en la "cima de la cúspide evolutiva" Ni en la cima ni en el fondo, superior o inferior arriba o abajo son conceptos ajenos a la teoría evolutiva. La evolución tampoco tiene sentido, no va hacia ningún lado ni viene de otro lado... creo que además confundís evolución con progreso. Espero que el libro De Valeria (Darwin 2.0) te aclare esas confusiones, no hay por que sentirse avergonzado ya que son de lo más comunes... Otra cosa, hay que tener mucho cuidado de extrapolar teorías, usar una teoría biológica para explicar cuestiones sociológicas puede ser útil, pero hay que ver hasta que punto se pueden extender y en que momento pasan a ser simples metáforas o analogías. Las teorías científicas tienen campos limitados fueran de los cuales o se sabe que no tienen validez o aún no se ha explorado si son válidas

Leo Coca 16 de septiembre de 2009, 19:42  

Entiendo tu punto y lo acepto, aunque desde mi punto de vista la analogía entre la sociedad y un ser vivo es total, ya escribiré un artículo sobre el tema. Tal vez de allí parta la diferencia de conceptos y puntos de vista, pero cuando lea el libro te contaré si cambio de parecer o no. Gracias por tu comentario.

Mitocondrial Eve 1 de octubre de 2009, 2:10  

Estoy 100% de acuerdo con lo que dice aloctavodia. Es obvio que tus intenciones son buenas, pero lamentablemente por culpa de gente mal informada es que hay tanta confusión con estos temas.
Evolución es transformación a través de cambios producidos en sucesivas generaciones. Evolución es un proceso, no una dirección. Nadie hablo de "perfección" y si asi lo hicieramos podriamos decir que de los organismos que llegan a un alto grado de especialización para explotar un nicho en particular, son los que primero perecen ante cambios ambientales drasticos... (lo que los haria menos "perfectos") Incluso la selección natural no es el unico mecanismo por el cual ocurre evolución en una población. Te sugiero que cuando estudies el tema, te remitas a literatura cientifica, y tengas mucho cuidado con lo que lees porque hay mucha porqueria dando vueltas. Si te defendes con el ingles, te sugiero que leas Evolution de Ridley. (es el mejor)
Por otro lado, no coincido con vos en el hecho de que se pueda hacer una analogia entre evolucion biologica y sociedad. Intentar reducir algo tan complejo como una sociedad humana a un proceso biologico, me parece terriblemente reduccionista. Es como intentar explicar la anorexia o la homosexualidad solo por la composición genetica del individuo, cuando se sabe que el comportamiento humano es mucho mas que eso.
Saludos!!! Y espero que te sea util mi opinion.

Leo Coca 1 de octubre de 2009, 19:30  

Gracias por el aporte, claro que suma.
Te confieso que es un tema que me apasiona.
Creo que la diferencia es más de semántica que de fondo.
Los organismos como los nuestros, se formaron cuando las células se fueron especializando, coordinando, comunicando y juntando. Y así existimos. Obviamente tenemos una complejidad muy superior a los unicelulares, pero no dejamos de ser organismos vivos igual que ellos. Yo creo firmemente (no lo leí en ningún lado) que lo mismo pasa en otra escala con la sociedad (o con la humanidad). En la medida que nos comunicamos entre nosotros cada vez más y a mayor velocidad, interactuamos, etc. vamos a ir generando una conciencia (o como se llame) colectiva, de la que probablemente no tengamos "conciencia" nosotros, valga el juego de palabras. Así como una neurona no sabe lo que nosotros pensamos, pero es un participe fundamental de ello. Será una nueva conciencia en otra escala, y seguirá siendo un organismo vivo, como lo es un unicelular y como somos nosotros, pero obviamente con una complejidad mucho mayor. Eso es lo que yo pienso, puedo estar equivocado, y me comprometo a leer el libro que recomendás en algún momento. Gracias por comentar!!

Publicar un comentario